Avisar de contenido inadecuado

Cuba se aleja de Venezuela y abraza a China

{
}

La Tecla Fértil.
 TAGS:undefined
La presión financiera contra Venezuela es debido a su capacidad de pago, sobre los productos de importación que va como destino, los hogares venezolanos ante una ausencia de política agropecuaria interna y, que quebranta el equilibrio emocional de nuestra sociedad. Los créditos agropecuarios que se vienen entregando mediante la banca pública y privada no surten el efecto deseado por el Estado Bolivariano porque hay una carencia de fiscalización del mismo.
La portavoz rusa del Ministerio de Asuntos Exteriores de ese país hemisférico, desconoce la vida y procedimientos del Estado en cuanto al sistema de mantenimiento y el flujo financiero para mantener el flujo eléctrico, mantenimiento de bombeo de agua y adquisición alimentaria a un nivel optimo con otros países, con quien se ha suscrito acuerdos y convenios.
Las autoridades y funcionarios públicos han manifestado negligencia en la contratación de personal competente para la administración de dichos servicios y, el fomento de su respectiva cooperación.
Rusia, al igual que China, desean aprovecharse de nuestras debilidades y se encuentran deseosos de influir en la dinámica política con nuestro país y dejar atrás, el intercambio comercial con los Estados Unidos de Norteamérica, más allá de lo expresado por los medios propagandísticos.
"Estamos dispuestos a contribuir a la solución de la crisis en Venezuela en función de la dinámica de la política interna en ese país. Rusia analizará las consecuencias de las sanciones impuestas por EE.UU. pero ya podemos notar que estas no serán capaces de influir en nuestra disposición a desarrollar y fortalecer la cooperación con la hermana Venezuela y su pueblo”, sostiene la diplomática en el informe.
Jamás, los rusos nos han ayudado. Su único interés es la riqueza de nuestro suelo y controlar con los asiáticos, la industria petrolera y minera. Ahora, su injerencia es directa.
Resalta en el comunicado que es necesario contribuir al establecimiento de un diálogo entre todas las principales fuerzas políticas del país venezolano, lo que crearía condiciones para corregir la situación económica. A su juicio, la solución de esta tarea requiere, que es no menos importante, el apoyo político desde el exterior.
Por otra parte, El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, firmó el pasado viernes una orden ejecutiva para implementar de forma inmediata, a través del Departamento del Tesoro, sanciones ilegales a la economía y sistema financiero de Venezuela. Por no pagarle a tiempo a sus colonias.
Lo cierto, es que debe venir una reestructuración de toda la plataforma económica del país e ir a una fase final en el análisis de las burbujas financieras y sancionar a la banca universal que opera en Venezuela y ejecuta con el dinero del Estado, negocios ilícitos de captación inmediata en países o islas que no tienen un control financiero globalizado.
Hay que pagar. Mientras que se debe cancelar un promedio de ciento sesenta mil millones de dólares, el gobierno bolivariano en su carácter populista viene regalando dinero y otorgando cuotas de pago mensual al pueblo mediante pensiones y fuera de ley otras prebendas que al final, el resultado sería calamitoso.
A principios de octubre, 2017, en ocasión de una visita a Moscú, el presidente de la República, Nicolás Maduro, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, discutieron una eventual reestructuración de la deuda venezolana con Rusia.
El gigante petrolero Rosneft, controlado por el Estado ruso, indicó en agosto que la petrolera estatal Pdvsa le debe 6.000 millones de dólares desde 2014, de los cuales 2.500 millones girados entre mayo de 2016 y abril de 2017 como adelanto por los Rosneft, la petrolera rusa sancionada por Washington y la Unión Europea, podría convertirse en el mayor accionista de Citgo, luego de que su dueña –la estatal venezolana PDVSA– recibiera en secreto un préstamo de la firma de Moscú, colocando en garantía el 49 por ciento de las acciones de la refinería estadounidense.
Ese escenario, que requeriría primero de un default por parte de Venezuela, podría incluso llevar a Rosneft a consolidar una participación mayoritaria en la compañía, tras la decisión previa de PDVSA de colocar el otro 51 por ciento de la empresa con sede en Houston como garantía de una emisión de bonos lanzada en septiembre.
El régimen de Nicolás Maduro, que enfrenta un creciente descontento ante la aguda escasez de alimentos y medicinas en el país, no ha dado a conocer el monto del préstamo que obtuvo Rosneft, empresa que pertenece en un 50 por ciento al Estado ruso.
El régimen de Caracas acudió a los rusos ante la negativa del gobierno chino de aportar nuevo financiamiento.
Fuentes familiarizadas con la situación dijeron a medios de comunicación, que es visto como una ruda señal de que Pekín ya no está dispuesta a seguir brindando oxígeno a Maduro.
Y, ahora en el caso del os perniles, menos. Razones sobran y, no soy el indicado para hacer un juicio o análisis sobre dicha situación.
Con respecto a China, durante la última década ese país ha sido el primer socio comercial de Cuba en Asia y el segundo a escala mundial después de Venezuela. En el año 2013 el intercambio comercial entre ambos países supero los 1.410 millones de dólares y se estima que cierre en el año 2017 con un incremento del 28%. En ese contexto, cabe resaltar la importancia que ambos países conceden a sus relaciones comerciales ya que para China las importaciones de níquel provenientes de Cuba tienen una importancia estratégica, ya que representan el 16% de sus importaciones totales de ese metal, mientras que por el lado cubano las exportaciones de níquel representan el 70% del total de las exportaciones hacia China. Adicionalmente, las relaciones comerciales con China son de especial importancia para Cuba debido a las oportunidades que ha ofrecido el mercado chino frente a las restricciones impuestas por el bloqueo estadounidense, especialmente para la adquisición de productos agrícolas, mecánicos y eléctricos, equipos médicos y medicamentos, y artículos de industria ligera y textil.

En el ámbito político, resalta el apoyo de Cuba a los principios y posiciones de China sobre temas como derechos humanos, Taiwán y el Tíbet, mientras que en la actualidad otra área de importancia es el desarrollo de la Zona Franca de Mariel. La importancia de este proyecto se acentuará con la ampliación del Canal de Panamá en el 2015, o con la materialización del Canal de Nicaragua, lo que convertirá a esta Zona Franca en un punto estratégico clave para la exportación de mercancías chinas at continente americano, con lo que China incrementaría su influencia y presencia regional.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Cuba se aleja de Venezuela y abraza a China

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre