Avisar de contenido inadecuado

La historia no legitima a Maduro, bolichicos corrompen nuestra economía

{
}

El Reloj del Tiempo TAGS:undefined

A nadie, se le debe rendir homenaje en el país. Simplemente hay tipos que rugen en sus calañas para destruir al presidente maduro. Y que siga latente en la memoria colectiva el miedo
Estos luchadores que dicen ser del pueblo, jamás han sido revolucionarios, logrando ser unos autobombos que escenifican su propia destrucción moral y política, porque debemos ir a una ruptura con la esencia del mismo Estado para limpiarlo de tanta corrupción.
Es una liturgia individualista que busca su propia resonancia internacional para lograr beneficios e intereses propios.
De verdad, estos lideres nuevos, poco tienen carisma y desean que los ciudadanos se mantengan cauterizados de la verdad, para no ver el futuro de la nación. La historia busca legitimarse en Venezuela y, es necesario disolver algunas instituciones quebrantadas por esta horda de traperos.
La actual realidad económica nos tiene saturados y fertiliza el ambiente, llevándonos a una cruzada de extracción de minerales, viajes a los centros de moda y a buscar el mundo de las finanzas. Es una epidemia de los bolichicos por captar una buena ganancia del mundo financiero y mercantil de a región,
Obvian muchos aspectos de nuestra economía. Como el próximo desencuentro entre China y EEUU por la guerra de las divisas. El yuan, que es la moneda fuerte de los países que giran alrededor de China obedecería en el próximo trienio de este año 2018, una devaluación para utilizarlo como un elemento u herramienta de negociación en su disputa arancelaria y, esto, conllevaría a una multitud de riesgos para la economía china.

Un yuan más débil ayudaría al presidente de China, Xi Jinping, a impulsar a la industria exportadora, aunque también conllevaría otros riesgos que podrían provocar una sacudida en la economía asiática. Como dije. Entre ellos, estarían las relacionados con el pago de la deuda de las empresas locales y sus efectos devastadores en los mercados, tal y como sucedió en el verano de 2015. Además, socavaría los recientes esfuerzos del Gobierno chino para avanzar hacia un sistema de tipo de cambio más orientado a la realidad del mercado. Una hipotética devaluación también daría motivos al presidente de EEUU, Donald Trump, para terminar de vilipendiar a China como un manipulador de divisas y probablemente alimentaría una respuesta más dura por parte de las autoridades estadounidenses.
Desde hace más de un año, Trump ha arremetido duramente contra Japón y China, al asegurar que los dos socios comerciales de EEUU estaban devaluando sus monedas. Perjudicándolos Por su parte, Pekín, que había devaluado el yuan en 2015 y 2016, se comprometía a no utilizar la guerra cambiaria para buscar ventaja o elevar la competitividad en el comercio.
Pero, ha perjudicado ferozmente a Venezuela, a pesar de ser un aliado económico clave.

"¿Les interesa devaluar el yuan? Probablemente sea algo insensato", considera Kevin Lai, economista jefe para Asia de Daiwa Capital. "Si usan la devaluación como arma, podría dañar a China más que a EEUU. La estabilidad monetaria ha ayudado a crear una estabilidad macro. Si eso desaparece podría desestabilizar los mercados y podría volver a repetirse lo que pasó en 2015", explica Lai.
"Es poco probable que China recurra a una devaluación a menos que agote todas las herramientas para negociar con EEUU", apunta Frances Cheung, jefe de estrategia de Westpac Banking. "Hay muchas medidas que pueden tomar antes de recurrir a esta herramienta", señala Ken Peng, estratega de inversión en Citi en Hong Kong. "Usar la depreciación del yuan es como sacrificar a 800 soldados para matar a solo 1.000 enemigos".
Desde la llegada de Trump a la presidencia de EEUU, el yuan acumula una subida del 9% en su cruce con el dólar. A pesar del avance, la divisa china ha aguantado en las últimas semanas la escalada de las tensiones comerciales entre ambas potencias.
Los últimos acontecimientos reflejan las dificultades de cara a un acuerdo entre China y EEUU. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del gigante asiático, Geng Shuang, ha asegurado este fin de semana que "bajo las circunstancias actuales, ambas partes no pueden tener conversaciones sobre estos temas". "EEUU por un lado amenaza con sanciones y por otro dice que está dispuesto a hablar. No estoy seguro de para quién es esta actuación de EEUU", apuntó Shuang. Las fricciones comerciales fueron "totalmente una provocación de los EEUU", añadió.
No es de extrañar que los rumores vuelven a resurgir y, tal y como informa Bloomberg, las autoridades chinas estarían analizando dos frentes: primero, averiguar el efecto del uso de la divisa como herramienta de negociación con EEUU y el segundo, las implicaciones futuras de la devaluación de la moneda ante cualquier impacto comercial.
En Venezuela, nos encontramos encubiertos con una burbuja de arrogancia y dominados por empresarios fundadores e hijos que reaccionan ante la crisis con una mezcla de bravuconería y arrogancia, frente a esta mala situación, que sigue empeorando para golpear a los niños y mujeres, ancianos, los más pobres.
Constantemente somos golpeados y, pasamos de una crisis a otra. De verdad, es un escándalo el valor de la comida en Venezuela, tenemos que ir a una dolarización.
Hay que pensar en una repuesta acertada.
El gobierno y el presidente Maduro, no han tenido tiempo de madurar, ni de acumular experiencia, sobre cómo hacer frente a los reveses y al éxito. Hay que producir, los dioses no se llaman a engaño.
No es difícil entender cuál es el problema. Todas las empresas venezolanas que crecieron hasta un gran tamaño muy rápidamente. Hoy están en deprimencia, un declive por el mal manejo de divisas y los grandes gigantes de la tecnología quieren operar dentro de una cultura de autojustificaciones para abrir brechas de sobrevivencia en una nueva realidad económica.
Esto, obliga a los dioses vengarse, el silencio prosigue desde la muerte de Chávez. Nadie Habla, sobre todo los militares, quienes perdieron certeza ante el país.
Del mismo modo, estamos identificados ante una política neoliberal, como se aplica en Cuba, jamás será comunista y eso, lo sabe Raúl. Cobran en dólares, están dolarizados, se debe reconocer eso y lo hacen bien. Saben manipular la información. Muy pocas grandes empresas son buenas respondiendo a los escándalos. Volkswagen no manejó bien el escándalo del diésel. Ninguna de las compañías atrapadas en el caso de la carne de caballo en 2013 salió bien parada. La mayoría, sin embargo, al menos se las arregla para presentar una disculpa con bastante rapidez, y han aprendido que necesitan empezar a arreglar los problemas lo más rápido posible. Los gigantes de la tecnología todavía tienen que entender eso. Ahora tendrán que aprender a responder rápida y eficazmente a cualquier cosa que se les presente. Venezuela, debe responder
Antes de que el mundo adopte soluciones ineficaces o contraproducentes, hay que pensar cuidadosamente el mejor modo de definir las regulaciones. Si no podemos ponernos de acuerdo en cada detalle, tal vez podamos, al menos, identificar un conjunto de principios compartidos, aptos para servir de base a acuerdos multilaterales que proscriban actividades destructivas, como el abuso de datos, y ayuden así a preservar una economía mundial abierta.
Como toda la economía global está cada vez más vinculada a Internet y a las tecnologías digitales, es más importante que nunca contar con una regulación más sólida. Pero si esa regulación resultara fragmentaria, torpe, excesiva o incoherente, las consecuencias para la integración económica (y para la prosperidad) podrían ser graves.
En este contexto, , parece probable que las nuevas regulaciones serán en gran medida iniciativas individuales de diversos estados, que tendrán que responder preguntas difíciles. ¿De quién es la responsabilidad (moral y jurídica) por la seguridad de los pueblos? ¿Debe el Estado tener acceso a datos de los usuarios, y con qué fines? ¿Se permitirá a los usuarios mantener el anonimato en las compras de alimentos por Internet?
Cada país dará a esas preguntas respuestas muy diferentes, debido a diferencias fundamentales en los valores, principios y estructuras de gobernanza. La ruptura del proceso bolivariano es necesario para emplazar al Legado de Chávez sin deformaciones.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La historia no legitima a Maduro, bolichicos corrompen nuestra economía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre